+54 9 351 383-1266

Deja tu Comentario y crecemos juntos
    GALERIA DE FOTOS EQUIPO CONTACTO CORREDOR
    SUMATE AL EQUIPO DE ENTRENAMIENTO
    TALLER ENTRENAMIENTO NOCTURNO
    CAPACITACION ANUAL

    EQUILIBRIO

    Concentración  –   diversión  –   concentración  –   diversión

    ¿Cuándo somos capaces de poner la medida justa de cada componente para lograr el EQUILIBRIO?

    Mientras las cosas transcurren a veces no nos damos cuenta si damos demasiada concentración…

    o demasiada diversión…

    creo que hasta que no pasa el momento o la situación.. no nos percatamos cuanto ponemos de cada uno de esos elementos..

     

    A veces te pasa con un entreno… a veces te pasa en una carrera…

     

    Que difícil es concentrarse y divertirse a la vez… pero me parece que es una ecuación que los adultos no manejamos bien.

    A diferencia de un niño, que invierte la formula, y se DIVIERTE CONCENTRADO!!

    AHÍ ESTA EL SECRETO

    Y este año casi que lo comprobé..  ha sido un año de carreras muuyy largas, en el primer trimestre encare los 100 k con mucha planificación y bastante miedo a lo desconocido, en una carrera extrema de autosuficiencia. La hice concentrado en los tiempos, los horarios de corte, la alimentación, etc, hice 80 k por que no llegue al último horario de corte. Feliz con la experiencia, pero con un sabor amargo de no conseguir los 100 k. La balanza se me fue a la concentración.

    A los 60 días voy por los 110 k en nuestro mítico cerro Champaqui. Y aquí la balanza decididamente la puse en la diversión. La concentración quedó en la planificación y los entrenos, pero el día de la carrera salí decidido a divertirme. En mi cabeza no cabía otra cosa que la aventura. (Largar a las 22 hs un 7 de julio no era para menos). Y así lo viví..  entre cada puesto me ponía el objetivo de sobrevivir a la noche y al frío (hizo -15 grados). Me divertía,  concentrado únicamente en la alimentación. Y les juro que se me pasaron volando las 22 hs que estuve en la montaña.

    Ahora vamos por la decisiva. A ver si aprendí de que lado poner la balanza y si la hipótesis de la ecuación le da EQUILIBRIO a esas casi 30 horas que me propongo estar jugando en la montaña.

    A la vuelta les cuento.