+54 9 351 383-1266

Deja tu Comentario y crecemos juntos
    GALERIA DE FOTOS EQUIPO CONTACTO CORREDOR
    SUMATE AL EQUIPO DE ENTRENAMIENTO
    TALLER ENTRENAMIENTO NOCTURNO
    CAPACITACION ANUAL

    Lesiones deportivas (parte 3)

    Continuando con el artículo de la prevención de lesiones deportivapor mala técnica o por exceso en la carga de entrenamientos, terminaremos de analizar los cinco aspectos que se pueden controlar y dosificar, ya que habíamos enunciado factores que pueden incidir de manera directa y que esté a nuestro alcance mejorarlos, pero hay otros sobre los cuales ya que no podemos hacer nada, como la edad o el historial de lesiones deportivas recurrentes

    3 – Alimentación correcta

    La alimentación juega un papel determinante a la hora de prevenir lesiones deportivas. tenemos que tener encutna que, por un lado, la alimentación es la fuente de nutrientes que nos permite desarrollar nuestra actividad, también debemos verla como la fuente de energía para la recuperación física post-ejercicio.

    Alimentarnos correctamente y equilibradamente, nos permite la posibilidad de mantener nuestro nivel de rendimiento físico, al mismo tiempo que nos aleja de la fatiga y, por tanto, como analizamos en el articulo anterior, también nos aleja del riesgo de lesión.

    Es importante volver a mencionar, que todas las actividades destinadas a mejorar la forma física, deben realizarse de forma paulatina. Cada organismo es diferente y único, por ello los programas de entrenamientos deberían ser totalmente personales. En todos los casos debe incluirse un adecuado control sobre el estado de salud y su posterior seguimiento a fin de adecuar convenientemente el programa inicial, a su vez, la nutrición debe garantizar un óptimo estado físico del deportista. Lo ideal es que la practica deportiva, incluya una suplementación alimenticia para complementar las necesidades especiales del deportista.

    Es importante que en cada programa de entrenamiento, cada persona se marque sus propios objetivos y aunque puede ser más divertido practicar deporte con amigos o compañeros de gimnasio, cada uno debe tomar consciencia de sus límites y no sobrepasarlos para prevenir una lesión deportiva.

    4 – En caso de lesión deportiva, hacer una adecuada rehabilitación

    Siempre vamos a estar expuestos a la lesión, y si a pesar de las precauciones y los cuidados tenemos la aparición de algún trastorno físico es importante tratar adecuadamente ese trastorno. Tras sufrir una lesión deportiva, está claro que debemos pasar un periodo de rehabilitación. Pero este periodo de rehabilitación no sólo afecta al músculo o a la articulación lesionada, sino que va mucho más allá.

    El error mas frecuente es parar un par de días o hacer hacer una rehabilitación mínima, al comenzar a cursar la mejoría física, creemos que ya estamos listos y empezamos a exigirle al músculo un rendimiento normal. Esta situación puede ser causa de una recaída en la antigua lesión (lesiones recurrentes) o ser foco de una lesión en otra zona corporal.

    Y aquí volvemos a la unicidad del individuo. La rehabilitación también debe ser para cada persona, ya que no toda lesión deportiva es igual, es importante programar el tratamiento para una recuperación completa, garantizando la estabilidad física por mas tiempo

    5 -Equilibrio en el complejo muscular lumbo-pélvico

    Popularizado también como la estabilización del CORE. Buscar este equilibrio, significa buscar una estabilización entre los grupos musculares que sustentan lo que denominamos tronco, tratando de fortalecer el concepto de la prevención de lesiones. El entrenamiento deberá, por tanto, encontrar un hueco para encajar el trabajo hacia el equilibrio entre estos grupos musculares, entre las sesiones de incremento de rendimiento.

    El core es un conjunto de músculos cuya función es dar estabilidad al cuerpo. Los músculos que lo componen, a los fines didácticos y para organizar un esquema corporal, están divididos por grupos, ellos son:

    Parte superior. Comprende la zona dorsal, lumbar y cervical de la columna vertebral. Está delimitada por el diafragma.

    Parte inferior. Corresponde a la musculatura del suelo pélvico.

    Parte anterior. Abarca los músculos abdominales.

    Parte posterior. Incluye los glúteos, los músculos paravertebrales, los dorsolumbares y la musculatura profunda del tronco.

    Estabilidad central. Corresponde al músculo transverso y es el más importante de todos.

    La función principal del core, repetimos, es dar estabilidad al cuerpo del deportista, dependiendo de la actividad especifica que se practique, tener la parte del core trabajada es fundamental para prevenir lesiones deportivas.

     

    Hemos repasado una serie de consejos para prevenir las lesiones deportivas, y se puede apreciar que cada uno de los aspectos analizados esta íntimamente ligado con otro, por lo que, si obviamos alguno de ellos nos puede llevar a una baja en nuestro rendimiento, en el mejor de los casos, y a pararnos un tiempo largo en el peor de los panoramas posibles.

    No hay que pensar que, por tu nivel, tener estos conocimientos o buscar tan fino no es necesario. Una lesión no conoce de niveles de atletas o deportistas y en todos los casos implica una reducción de nuestra actividad. Incluso nunca se mide que al ser deportistas de tiempo parcial, un contratiempo de esta índole puede afectarte a tu vida profesional y personal de forma directa. Ponerse las pilas en este tema, va a ser mas que beneficioso

    También se advierte que, para evitar lesiones deportivas, y una vez que se tiene claro que para estar sano hay que cuidar alimentación y realizar ejercicio físico, es necesario enseñar a la gente cómo hacerlo para prevenir nuevos problemas derivados de su inadecuada práctica.

    Espero que esta serie de artículos presentados sirvan para tomar conciencia de lo expuesto que estamos ante lesiones deportiva, pero teniendo siempre presente que no se trata de tener miedo al hacer una actividad física, solo hay que saber como cuidarse y disfrutar muchos años de lo que nos apasiona.